¿Está tu hijo intentando evitar ir al cole?

¿Está tu hijo intentando evitar ir al cole?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Consejos / Todo
  • Comentarios de la entrada:1 comentario

– Venga, Miguel, ¡es hora de levantarse para ir al cole!

– No me encuentro muy… *tos bastante poco lograda*

Tal vez no nos acordemos ya, pero un día nosotros también fuimos niños (qué tiempos, ¿eh?), y no siempre nos apetecía ir al cole. Eso sí, siempre teníamos motivos para no querer hacerlo. Motivos que nos quitaban el sueño y el apetito; que nos ponían nerviosos y tristes. Y lo peor es que, la mayoría de las veces, no sabíamos cómo gestionar o comunicar estas emociones; así que nuestros padres no podían saber muy bien qué nos pasaba, o si nos pasaba algo.

Si crees que tu hijo/a puede estar intentando escaquearse de ir a clase, sigue leyendo, ¡este post te puede servir de ayuda!

Cuando tu hijo/a finge estar enfermo

Dolor de cabeza, de estómago, de garganta… Los despiertas por la mañana y te miran intensamente con ojos llorosos, tumbados en la cama, mientras susurran un carrasposo «me encuentro mal».

Is Your Child Avoiding School? Or at least trying? | lernin blog
«Creo que tengo fiebre…»

Los actores del método tal vez empiecen su interpretación digna de Oscar la noche anterior. Una tos tímida, cara de agonía al darle un sorbo a su vaso de agua… pequeños gestos que enorgullecerían a la mismísima Meryl Streep. Ojo, esto no significa que no encuentren mal de verdad: los dolores de cabeza y de estómago son manifestaciones físicas muy comunes de la ansiedad.

Aparte, también puede que estén enfermos; el colegio es el hábitat en el que los virus se encuentran más a gusto. Lo que decimos es que, si hacen esto con demasiada frecuencia y nunca manifiestan síntomas cuantificables (como puede ser la fiebre), deberías empezar a considerar que no estén demasiado contentos con ir al cole.

Qué hacer si tu hijo/a no quiere ir al cole

1. Si no hay fiebre, podemos ir a clase

Madrugar para ir al cole –o a trabajar en nuestro caso –es difícil para todos; así que que no nos extrañe que nuestros hijos remoloneen para evitar salir de su cama calentita. Si tu hijo/a te dice que se encuentra mal, ponles el termómetro; si no hay fiebre, diles que tendrán que ir al cole y que, si se encuentran mal, siempre puedes ir a recogerlos más tarde.

Muchas veces no quieren ir al cole por pura pereza matutina.

 2. Haz que quedarse en casa sea aburrido

Is Your Child Avoiding School? Or at least trying? | lernin blog

Si cada vez que se quedan en casa, se pasan el día viendo la tele, jugando a la consola y comiendo dulces, pensarán que quedarse en casa es mucho más divertido que ir a clase; e intentarán hacerlo más a menudo.

Para asegurarte de que no se quedan en casa por esto, elimina el factor diversión de la ecuación.

3. Ayúdales a comunicarse

Si el motivo por el que no quiere ir a clase es más serio, y percibes que lo puede estar pasando mal; hazle sentir cómodo/a para compartir las razones por las que se siente así. Puede que esté preocupado/a por sus notas, por problemas con amigos, con compañeros de clase…

Is Your Child Avoiding School? Or at least trying? | lernin blog

Comprender nuestras emociones es difícil, incluso cuando nos hacemos adultos; así que imagínate para un niño. Guía a tu hijo/a a través de las suyas. Si te dice que le duele la cabeza o la barriga, dile que, cuando estás triste o nervioso, a ti también te duele. Tal vez eso le ayude a entender por qué le duele la barriga.

4. Habla con sus profesores

Ellos ven a tu hijo/a a diario, así que les será mucho más fácil localizar aquello que les puede causar ansiedad. Y si aún no han visto nada, empezarán a prestar más atención.

5. Consúltalo con el pediatra

Si sientes que nada ayuda, no descartes ver a un médico. Tu pediatra podrá mandarte a un psicólogo especializado en ansiedad infantil. ¡Ir a terapia solo trae cosas buenas!


Esperamos que hayas encontrado este post útil. Y, como siempre, nos encantará leer tu opinión sobre este tema, ¡así que no dudes en dejar un comentario!

Esta entrada tiene un comentario

Deja una respuesta